¿Vamos todos en la misma dirección?

El buen funcionamiento de una clínica dental dependerá en gran medida de cómo actue cada miembro del equipo. Porque desde que un paciente acude a la clínica hasta que acaba su tratamiento, son muchas las personas que le van a atender.

Si queremos maximizar el rendimiento se hace casi imprescindible que compartamos la misma filosofía de trabajo, que persigamos todos el mismo objetivo, en fin, ¡que vayamos todos a una!

La Odontología de Mínima Intervención no es sólo un cambio en la técnica operatoria, es una metodología eficaz y probada que debe estar presente en cada uno de los profesionales que forman parte del equipo.

Nuestro poder para crecer como negocio va a depender de nuestra capacidad para equilibrar nuestras habilidades profesionales y humanas. ¡Y de mejorarlas! Todos, cada uno en su rol, tenemos nuestra función y nuestra responsabilidad para garantizar el éxito del tratamiento. ¡Estas son las bases de un trabajo en equipo eficaz!

Fórmula Win-Win

La Odontología de Mínima Intervención es un valor añadido para la clínica dental: convierte al paciente en protagonista activo de su tratamiento, implicándolo y ayudándole a visualizar los cambios positivos que tendrán para él una buena salud bucal. Representa un cambio de enfoque para el paciente que al final se traduce en mayor rentabilidad para la clínica.

¡Ha llegado el momento de replantearse los criterios clásicos!

Porque lo que nos hará fuertes será nuestra rápida adaptación al cambio ¡y nuestra capacidad para innovar!

Curso de Odontología de Mínima Intervención
Dr. Raúl Fernández